A propósito de estrategias destituyentes

Hace unos días atrás compartí con amigos una cierta sensación de preocupación por algunos hechos vividos en pocas horas. En resumen, lo sucedido fue en pocas palabras lo siguiente: un miembro del foro de seguridad de Troncos del Talar me dijo que el barrio era zona liberada para la delincuencia, leo a los pocos minutos en el diario BAE que Fernando el Chino Navarro (Diputado Pcial) señalo que bastó que Duhalde se lanzara a la política para que se incremente la inseguridad en la Pcia de Bs. As, una hora mas tarde me llama la Sec. de Desarrollo Social para avisarme que el Cdor. Di Sabatino, (Intendente de San Vicente) no podrá asistir a una reunión porque el día anterior fue asaltado en un restaurante de dicha localidad.

La saga de sucesos violentos de dudoso origen se multiplicaron en los días siguientes de manera exponencial. A punto tal que, algunos personajes públicos (Artistas, políticos, periodistas, etc.) piden retrotraernos a escenarios previos al 2001 y a las trágicas muertes de Kosteki y Santillán.

Una primera lectura de la situación, convoca a echar una mirada de estos hechos en clave conspirativa. Es una tentación muy propia de quienes somos ciudadanos de a pie y tenemos a mano el sentido común como herramienta básica para dar significación a una realidad que de permanecer en el lado oscuro de la comprensión, nos angustia. Así emergen de un lado los malos (Duhalde, Carrió, Susana Giménez, Chiqui Legrand, y siguen las firmas……) y del otro los buenos (Orlando Barone, De Petri, D’Elia, Victor Hugo Morales y siguen las firmas…….). Sin embargo para obtener un diagnóstico mas amplio (Que el árbol no tape al bosque) debemos echar una mirada mas atenta, que combine una cierta distancia de los hechos y salir del sentido común articulando tanta diversidad en una lógica mas rigurosa.

Mis reflexiones son entonces las siguientes: Estimo que, sin negar ciertas actitudes destituyentes y conspirativas, es necesaria la existencia de condiciones objetivas (Concretas) que viabilicen su ejecución. En segundo lugar, esas condiciones objetivas son el fruto de una construcción histórica en las que se combinan hechos fortuitos y acciones previamente planificadas. Siguiendo esa línea argumentativa, quiero destacar que el avance de la derecha sobre las propuestas populares es una corriente ideológica y de acción que se expande en América Latina. El intento de golpe destituyente del gobierno Bolivariano, fue un punto de inicio que se continuó con similares fenómenos sufridos por Evo Morales, Cristina Fernández y hace apenas unos días por el Presidente de Paraguay, Fernando Lugo. La crisis internacional desatada en el centro del sistema es una sólida base de sustentación para acicatear descontentos varios y viabilizar posiciones confrontativas y destituyentes. Sobre las consecuencias de la misma (Y eso que la llevamos bastante bien) se montan las diatribas de los malos.

Respecto de nuestras pampas, un compañero y amigo, que carga con la inteligencia que se acuña en la militancia, me abrió los ojos hace tiempo atrás. Sobre finales del mes de Marzo del 2008, se desarrollo en Rosario en encuentro celebratorio de los 20 años de la Fundación Libertad. Al mismo acudieron entre otros ilustres personajes, el ex presidente de México, Vicente Fox, el ultra conservador Mario Vargas Llosa, el inútil y vago de cuna, Ing. Mauricio Macri y la encarnación del Generalísimo Francisco Franco, Aznar. Carlitos Herbón, el compañero en cuestión, me dijo que dicho acto era fundacional y que marcaba el inicio de la contraofensiva de la derecha, frente a los procesos populares en marcha en Latinoamérica. Tenía razón. Era así nomás. Desembarcaron con la intención de constituir un eslabón mas en el intento de la derecha por recuperar espacios perdidos.

En tal sentido, cabría recuperar aquellos dichos populares que señalan: “Dios los cría y ellos de juntan” y “a río revuelto ganancia de pescadores”. El primero nos ilustra acerca de lo poco factible de que los sucesos que venimos viviendo sean fruto de acciones conspirativas planificadas; es una juntada “post factum”. En todo caso son pequeñas acciones premeditadas que se eslabonan en un clima de carácter estructural. Para poner un ejemplo, Duhalde podría aprovechar el clima de desorden artificialmente creado por los medios, para acordar ciertos hechos que incrementen la sensación de inseguridad con sus comisarios amigos de la maldita policía. Ello sumaría a un circuito de crecimiento de la sensación de inseguridad, funcional a un clima destituyente. Este clima general se construye con la sumatoria de una multiplicidad de situaciones que no necesariamente están articuladas entre si, en un plan maestro. Es el espanto (Como diría Borges) el que los junta. Y ello nos lleva al otro apotegma popular. En éste río revuelto son muchos los que salen a pescar. Se puede observar el ejemplo de la Dra. Carrió. Vive con la caña en la mano, pero parece que no encarna con la carnada adecuada, al menos a juzgar por las piezas que saca, cada vez más pequeñas y en menor cantidad.

Ahora bien, todo ello no significa que el daño que puedan generar sea mínimo. El riesgo de retroceder a tiempos inmemoriales es importante. Solo pensarlo produce escalofríos. Por ello se hace necesario operar en relación a aquellos aspectos que dan vida a la condiciones objetivas facilitadotas de la instauración del contradiscurso. Hay que operar sobre el Dios que constituye la condición de posibilidad de que se junten y secarles el río en el que salen a pescar. Nuestra Presidenta, que afortunadamente es mas inteligente que nosotros, apreció esta realidad apenas conocidos los resultados del 28/06 y actuó de la única manera posible. Avanzar con todo hacia delante, sacándole a la oposición sus bases de sustentación. El resultado está a la vista. Ley de medios de comunicación audiovisual, Ingreso Ciudadano para la Infancia, etc. Mientras tanto, ellos discuten entre sì para ver quien será candidato en el 2011.

Se me ocurre que hay que trabajar militantemente para horadar las bases que sostienen la instauración de una contrarrevolución conservadora. Hay que construir en hechos concretos desde la nueva ley de medios, se hace imperioso militar para que todos los pibes accedan a su derecho a los $180, que el común de la gente pueda contar con su DNI. Hay que militar cada acción de gobierno. Néstor solía decir que estábamos saliendo del infierno. No queremos volver ahí, ¿no?.

José Manuel Grima.