A 90 años del nacimiento de Evita.


..."Pido a todos los obreros, a todos los humildes, a todos los descamisados, a todas las mujeres, a todos los pibes y a todos los ancianos de mi Patria que lo cuiden y lo acompañen a Perón como si fuese yo misma. Quiero que todos mis bienes queden a disposición de Perón como representante soberano y único del pueblo. Deseo que todos mis bienes, que considero en gran parte patrimonio del pueblo y del movimiento peronista que es del pueblo; y que todo lo que dé La Razón de mi Vida y Mi Mensaje sean considerados como propiedad absoluta de Perón y del pueblo argentino. Mientras viva Perón él podrá hacer lo que quiera de todos mis bienes: venderlos, regalarlos e incluso quemarlos si quisiera, porque todo en mi vida le pertenece, todo es de él, empezando por mi propia vida que yo le entregué por amor y para siempre, de una manera absoluta. Pero después de Perón, el único heredero de mis bienes debe ser el pueblo y pido a los trabajadores y a las mujeres de mi pueblo que exijan, por cualquier medio, el cumplimiento inexorable de esta voluntad suprema de mí corazón que tanto los quiso"...

El amor a la patria, a la causa, a su lider, a sus descamisados, fueron las banderas de Evita. Ella no buscó "lustre social". Lo desprecio. Lo venció, desplazando a la oligarquia de las viejas solemnes y chupacirios de la sociedad de beneficiencia. Alos festejos palaciegos del medio pelo y la burguesía barata, les cerro el corazón, porque conocia la maldad de los ricos Y conocía el corazón de los trabajadores por eso defendió a los pobres y acusó a los oligarcas. Amó a los indefensos y aborreció a los poderosos.
Ningún peronista bien parido anda atrás de los ricos, de los malos militantes. Porque las banderas son la libertad, la justicia y la independencia del pueblo argentino. Esas son las banderas de Evita y esas son las banderas que nuestras compañeras de Tigre deben enarbolar.

Salud!! Compañera      Feliz Cumpleaños.