"...o no será nada"

Increíblemente, todavía hay gente que sueña con un peronismo que nunca existió: un peronismo manso y tranquilo (diría Piero).

Un peronismo que se rebela solo en la superficie, pero que termina siendo juguete de las clases dominantes.

En primer lugar, ninguna lucha patriótica, ninguna revelación o rebeldía carece del espíritu revolucionario.

Pero ese espíritu, según creímos siempre, debe manifestarse con las palabras, las ideas, los diálogos y la inteligencia.

No se resuelve con las armas, nuestros primeros luchadores las tuvieron que usar para presionar, para mostrar fuerza. No eran sicarios ni asesinos a sueldo, como los que pagaban los conservadores; y también los radicales.

De los crímenes de los anti-peronistas, curiosamente nadie habla. Pero esa no es la cuestión

La cuestión del Peronismo Siglo XXI es el presente y el futuro.

Existen dos clases de políticas Argentinas: La que previene y prevé para después proveer y distribuir, y otra, que actúa “después”, porque emparchando y remendando, protege sus intereses y justifica los robos y la entrega del patrimonio nacional.

Ni falta hace decir que la primer política mencionada es representada por los dos últimos presidentes; la otra fue la de la década de los 90 hasta la renuncia de De La Rua, con la actuación espúrea de los tres poderes políticos.

Peronismo Siglo XXI     Métodos Siglo XXI

Pero la doctrina de siempre, la de nuestros lideres.

 

1 comentarios :

MONA dijo...

Es cierto lo que decís. Esta es la política que VE un paso adelante, y entonces puede prevenir situaciones varias. Por ej., el tema de las AFJP ¿qué iba a esperar el Gobierno? Hizo ahora la propuesta, antes que las empresas de jub privadas quebraran y sus clientes golpearan las puertas del Anses solicitando ingresar al sistema solidario...
Sin embargo, la oposición, en actos de hipocresía mayúscula, profetiza (sin sustento) catástrofes como falta de energía eléctrica, de gas, como hiperinflaciones, como corridas bancarias, como ausencia de democracia. Se llenan la boca con los datos de pobreza, que son ciertos, pero se ponen del lado de los sectores más conservadores, los que siempre consiguieron privilegios cuando estuvieron en el poder... al que llegaron no por mandato de las urnas, sino por los golpes que se sucedieron alternativamente a cada gobierno democrático.
Muy bueno este blog!
Saludos!