16 de Septiembre de 1955.


Hoy se cumplen 54 años de la Revolución GORILA.
Ese día perdimos, (hasta el 2003) La Patria Libre, Justa y Soberana.
En el medio hay una cadena larga de lealtades y traiciones a nuestra causa, a nuestra doctrina, a la Nación Argentina.
Este fue el final del mensaje de nuestro amado General, el día 19 de septiembre de 1955, cuando renuncio:
… “si mi espíritu de luchador me impulsa a la pelea, al patriotismo y mi amor al pueblo me inducen a todo renunciamiento personal. Ante las amenazas de bombardeo a los bienes inestimables de la Nación y sus poblaciones inocentes…creo que nadie puede dejar de deponer otros intereses y pasiones…creo firmemente que esta debe ser mi conducta y no trepido en seguir ese camino. La historia dirá si había razón de hacerlo”…Juan Domingo Perón
El funesto Contra Almirante Isaac Rojas (que había sido Edecán de Evita), había amenazado con bombardear la Ciudad de Buenos Aires y la destilería de petróleo de La Plata, al mismo tiempo que el puerto de Buenos Aires. La junta militar tenía como presidente al General Domingo Molina, al Contra Almirante Isaac Rojas y al General Juan José Uranga.
Antes, durante el levantamiento, fueron los Generales Forcher, Manni y Wirth. Los inventores desde junio del 55 eran los generales Eduardo Lonardi y Videla Balaguer. Pero todo estuvo bajo un pliego de condiciones de los “marines”. Los mismos que en Bahía Blanca bombardearon el heroico Regimiento 5 de Infantería y trajeron en los DC3 de Aerolíneas Argentina los terroristas de la Marina que venían “a romper todo”,
desde las bases de Puerto Belgrano y Comandante Espora.
Aterrizaron en las estancias de la zona…de allí partieron para “volar” en un radio de 300Km todos los puentes ferroviarios y carreteros de Bahía Blanca. Así actuaron los paladines de la “democracia”.
Tres meses antes, el 16 de junio de 1955, bombardearon Plaza de Mayo, nunca se va a saber cuantos civiles murieron ese día.
Los pilotos navales iban acompañados por algunos radicales. Uno de ellos Miguel Zavala Ortiz, después fue premiado…sería nombrado Canciller!!
Por la quema de algunas iglesias y el Jockey Club fueron culpados los “negros peronistas”. Hoy se sabe que fueron seminaristas españoles e italianos que vinieron expresamente, fueron los verdaderos incendiarios.
Tantos años después a los nombrados y a los innombrables, les decimos:
VIVA PERON ¡CARAJO!
No pudieron borrarnos con la persecución, las cárceles, los fusilamientos, las torturas. Tampoco van a poder borrarnos ahora.
Hay Peronismo (del bueno) para mucho rato.

2 comentarios :

Anónimo dijo...

EL PUEBLO ES LA ÚNICA FUERZA

Yo no sé si no será posible que alguna vez el mundo cancele todo cuanto signifique una fuerza de agresión y desaparezca la necesidad de sostener ejércitos para la defensa, pero mientras eso -que sería lo ideal, acaso lo sobrenatural o lo imposible- no suceda, los pueblos del mundo deben cuidar que sus fuerzas militares no se conviertan en cadenas o instrumentos de su propia opresión. El ejército de mi Patria custodió en 1946 las elecciones que consagraron a Perón presidente de los argentinos. En aquella ocasión, fueron sus militares una garantía para el pueblo. A pesar de eso, yo considero que la función militar no debe ser en ningún caso garantía cívica de la justicia y la libertad. Porque la fuerza suele tentar a los hombres, lo mismo que el dinero. La garantía de la voluntad soberana del pueblo debe estar en el propio pueblo. Sacarla de sus manos es reconocerle una debilidad que no existe, porque los pueblos constituimos por nosotros mismos la fuerza más poderosa que poseen las naciones. Lo único que debemos hacer es adquirir plena conciencia del poder que poseemos y no olvidarnos de que nadie puede hacer nada sin el pueblo, que nadie puede hacer tampoco nada que no quiera el pueblo. ¡Sólo basta que los pueblos nos decidamos a ser dueños de nuestros propios destinos! Todo lo demás es cuestión de enfrentar al destino. ¡Basta eso para vencer! ¡Y si no que lo diga nuestro pueblo!



LA COMPAÑERA EVITA

VIVA PERON CARAJO

Mery dijo...

Que lindo Tigre, la historia contada con pasión. excelente cumpa...felicitaciones.