La militancia olvidada.

Toda la sucesión de hechos y anécdotas, logros y dificultades que enfrentó la militancia política organizada bajo la dictadura constituye hoy una página olvidada de nuestra historia reciente. Fue una experiencia que se está borrando de la memoria colectiva a medida que pasa el tiempo y no se recolectan testimonios, ni se editan libros, ni se generan entrevistas radiales o programas televisivos. Con este silencio se amputa la parte de nuestro pasado que los defensores del orden capitalista siempre han querido ocultar. Lo peor es que nada impide estudiar y difundir hoy en día los pormenores de esa resistencia. No es un tema tabú y no hay censura. Los protagonistas de esa lucha están al alcance de cualquier investigador y tampoco existen impedimentos para acceder a los materiales publicados durante esa época. Sin embargo, el olvido se afianza y sería lamentable que como ocurrió con la Patagonia Rebelde o la Semana Trágica, la investigación termine adoptando la forma de una recuperación del pasado borrado.

Afortunadamente otros aspectos del período dictatorial son estudiados con mucha atención. Se analiza el terror y el proceso político de esa etapa. Se indaga el surgimiento y ocaso de las organizaciones armadas, se documenta cómo fue la vida en el exilio y qué modalidades tuvo la resistencia cultural, artística, teatral o musical de esa etapa. Pero la militancia política organizada –primero clandestina, luego semipública y finalmente abierta- se mantiene como un capítulo muy poco recordado. A diferencia de otros países, que reivindican oficialmente la figura del resistente y homenajean a las organizaciones que combatieron a las tiranías, en la Argentina casi nadie trabaja en el rescate de esa experiencia y muy pocos intentan incorporarla con orgullo al acervo de nuestro pasado reciente.

Poner un manto de olvido sobre la militancia organizada ha sido, un objetivo de la intelectualidad desertora, que reemplazó los ideales emancipatorios del 70 por el conformismo acomodaticio de los 90. Esta adaptación les ha exigido desembarazarse de su propio pasado y presentar su propia conversión como un acto de sensatez política luego de la masacre dictatorial. Ellos también propagan la idea que la dictadura fue una larga noche de silencio, inmovilidad y resignación y argumentan que por eso “no quedó otra alternativa” que girar hacia el neoliberalismo socialdemócrata

En los 90 el retroceso sufrido por las fuerzas de izquierda acentuó la sensación de inutilidad de la lucha librada contra los genocidas. Se perdió la fuerza, la convicción y el deseo de transmitir las experiencias vividas a las nuevas generaciones. Para muchos pasó así desapercibido el papel central que tuvo su acción para conquistar los 25 años de libertades públicas logradas luego de la caída de la dictadura. No registraron el aporte decisivo de su propia lucha al combate contra la impunidad.

Hoy en día, muchos jóvenes están embarcados en reconstruir la verdad de la resistencia contra la dictadura. Y en esta búsqueda la militancia organizada encuentra su reivindicación. Los escraches, las denuncias de la obediencia debida, la exigencia de juicio y castigo a los responsables de los asesinatos del 19 y 20 de diciembre, la campaña por la libertad de Ali y el desprocesamiento de todos los luchadores sociales son signos contundentes de la vitalidad de la conciencia democrática colectiva. En esta acción está presente el legado de los compañeros que batallaron contra la dictadura y que construyeron un nexo de continuidad entre los proyectos emancipatorios de los 70 y las esperanzas de las nuevas generaciones. Recuperar la trama de la militancia organizada bajo la dictadura –con libros, documentos y análisis- es nuestra gran asignatura pendiente.

 

8 comentarios :

Anónimo dijo...

hace rato que en tigre se olvidaron de los militantes.
les pagaron a todos los verdes traidores y alos compañeros los cagaron, massa se olvido que gracias al peronismo esta donde esta. el mayor traidor es massa.

Anónimo dijo...

que pasa que este blog no dijo nada del dia del militante.sera que fue mas gente a ver muñoz?jajaja que cantaron en el consejo del partido ese dia el himno a don alvaro.lamentable.

Anónimo dijo...

sangran por la herida los 4 gatos de muñoz que quedaron. traidores! se metieron con massa ahora el desierto. juan.

Anónimo dijo...

la banda de acuerdistas comunalistas de carlitos festejo el "día del militantede la traición".
a ver: hoy el peronismo lo lidera massa y su equipo de gobierno. y no es el momento de la poltica partidaria. es el momento de la gestión.
saludos. manu.

juan domingo dijo...

Ya lo dije antes Massa no es peronista y todos los que forman el consejo ni uno es militante del PJ de Tigre.
Massa usa el peronismo y que se cuide Kirchner, que en cualquier momento le clava un puñal como lo hizo Cobos.
Por lo menos aprendan a cantar la marcha muchachos no hagan más playback, se nota, en el día del militante eran 20 en el consejo.
UNA VERGUENZA.
MILITANNTES RECUPEREMOS EL PARTIDO.

Anónimo dijo...

el partido ya lo recuperamos. y si tenes dudas: lo conduce massa.
uds son 20 gatos viejos de muñoz que no tienen con que dar la discusión. son de cuarta y están muy sucios. por suerte los rajaron del partido. bastante tiempo estuvieron viviendo de sergio. lo más raro es que carlitos sigue cobrando y su gente quedó en banda. pero bueno cada uno tiene el jefe que se merece. robert.

Juan Domingo dijo...

Compañeros NO voten el domingo.
Massa devolve el partido.
Kirchner: Massa es traidor, no es peronista. No seas PELOTUDO.
No dejes que este mal nacido se apodere del partido.

Anónimo dijo...

No te molestes, el domingo se elige consejo de partido,¿se elige?, no todos lo sabemos, los peronistas de Tigre no votamos este fraude, pero no te molestes las urnas igual se van a llenar, por cinco vivos en la casa de Massa y los medios(comprados) diran "gran victoria de massa", no somos tontos.