Con la crisis... VOLVEMOS!

Sí señores. Con las genialidades de George W. Bush, Kissinger, y globalizaciones varias, ¡Volvemos los Desclasados!
Estos amigos y antes obedientes argentinitos “se le volaron” al FMI., Gran Bretaña, Club de Paris…
Muchos han dicho, muchas veces, que Dios es argentino…
Ahora hemos descubierto que además ¡es peronista!
Parece que ha decidido actuar sobre nosotros los pensantes pobres (que no es lo mismo que los pobres pensantes).
Nuestro glorioso General decía que llegaría la hora de los pueblos; sin duda esa hora ha llegado.
Y esos pueblos, por primera vez, tienen las manos y los brazos extendidos hacia sus lideres: Kirchner, Lula, Chávez, Morales, Cristina. Tienen una misma escuela de vida, de su lucha, de pensamiento, de acción. Son el reverso de la operación Cóndor, La Escuela de las Américas y la dirigencia del Tío SAM.
Y Joe, Dominguito, Adalberto, Roque, Juan Marcelito, María, Nito, Carlitos y Raul Ricardo, sin poder cobrar.
Leímos el discurso más cortito del loco mesiánico que termina desastrosamente su gobierno en EE UU.
Hagamos un ejercicio de imaginación ¿Adónde irá Bush?
Al mismo lugar que donde sigue yendo Henry Kissinger ¡A sus negocios sucios!
Henry Kissinger (a quien Argentina “Le debe tanto”…) se quedó con los millones de la riqueza chilena y los pulmones de los mineros.
Los Bush se van a quedar con el gas, el petróleo y el hambre de muchos países Asiáticos. Pero como cada cual riega su quintita, aquí, en Argentina.
VOLVEMOS LOS DESCLAZADOS.
La crisis tiene mayor cariz económico. Nuestros comunicadores consultan economistas serios. Todos coinciden en lo mismo: Argentina y Latinoamérica están preparados para aguantar y seguir creciendo.
China se apresta a operar según sus necesidades y tiene sus ojos, igual que India y Asia en donde está la comida: el cono sur.
Sí, ya sabemos, nuestro análisis es simplista.
Somos simples, sencillos. Nos damos el lujo de informar para nuestros paisanos. Utilizamos a Cossio en vez de Aristóteles.
A Jauretche y Scalabrini en vez de Cavallo y Machinea.
A Pavón Pereyra en vez de Mitre.
A Perón en vez de los Chicago Boys.
A los patriotas en vez de los vende patrias.
Durante muchos años no tuvimos ni voz, ni voto, ni libertad de acción y pensamiento.
Con el peronismo tuvimos todo.
Con Kirchner nos encontramos, con Cristina.
¿Quién va a discutir este gobierno cuando el mundo tiemble?
¿Quién va a discutir que en este milenio abundará en estas latitudes, lo que a otros le faltará, aunque tengan dinero para comprarlo?
Entonces queridos y poderosos muchachos de la derecha dañina: canarios, cardenales, alacranes, verdes, corruptos y transas, como diría Mauri (con perdón de la palabra)
SE ACABO LA JODA!
Hay peronismo y pueblo para rato. No sigan gastando en colaboraciones “destituyentes”
Van a tener que seguir poniendo de sus bolsillos pero no les va a alcanzar. No se gasten.

VIVA EL MOVIMIENTO NACIONAL Y POPULAR