Echando leña al fuego.


Seguir instalando en la Nación climas de confrontación es - lisa y llanamente – un intento de golpe. El más afectado por todo esto es el Pueblo Argentino, que asiste azorado a la belicosidad verbal y manifestaciones públicas, que aborrece y desprecia.
Seguir “echando leña al fuego", es perjudicial para el sistema y colateralmente afecta la confianza y credibilidad en el presente. Por supuesto, mucho más grave, también en el futuro.
La actitud tomada por el dirigente agropecuario, Alfredo De Angeli, que encabezó una expresión de desagrado por la Ley de Presupuesto que se debate en el Senado. Terminó en una confrontación con la Policía. El argumento es defender el interés de las provincias, según expresó. De Angeli, está anarquizado, y con este tipo de acciones no presiona, sino que debilita el papel de los integrantes de la Cámara Alta.
El titular de Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, formuló declaraciones rayanas en el golpismo.“El hombre es esclavo de sus palabras”, y aunque intentó morigerarlas, ya había causado sensaciones temerarias en quienes queremos, amamos y privilegiamos la Democracia por sobre todas las cosas, gobierne quien gobierne. Al santafesino no se le escapó el discurso. Acicateado por sectores políticos, se hizo cargo de rencores y resentimientos, dos males a desterrar. En este sistema se gana con ideas, propuestas, proyectos, y debate. Nunca bajo el concepto del desgaste. Este se produce por errores de los gobiernos, nunca impulsado desde organizaciones políticas ó económicas, para arrimar agua para el molino ó bien porque sienten afectados sus intereses. 
Ricardo Kirchsbaum, en su editorial de Clarín, dice que hubo amateurismo en el dirigente de FAA. Creo, que no es así. Buzzi tiene una gimnasia conquistada en las luchas gremiales del sector agropecuario y suficiente basamento político. Es heredero en el trono de la Federación, de un dirigente como Humberto Volando . 
El presidente de la Sociedad Rural de Coronel Dorrego, dijo por una radio del interior provincial, que le harán un escrache a la señora Presidente de la Nación, justo en el momento en que se va a inaugurar una de las obras más reclamadas por el Pueblo de Bahía Blanca. 
Que los políticos fijen posición con palabras altisonantes forma parte de la vida Democrática, y como ya expresé en un post anterior, no debe preocuparnos. Lo que es inconveniente, que sean tomadas para alimentar fantasmas ó hacer predicciones fatalistas para la Democracia. 

Se vienen tiempos aún más difíciles, la pregunta es: ¿hasta dónde pensaran llegar los intentos desestabilizadores y golpista?