"Rambo" Bonelli.

La verdad, no tiene el mismo físico. Pero sí tiene la misma actitud despectiva y caracúlica que es común a los más notables ejemplares “perioterroristas”.

¡Sí, señores!  Estos también son terroristas. Si no creen lean esto:

Viernes 11 de octubre, 8 de la mañana, el canal de la yeta.

El hombre dice, con cara de circunstancia “Argentina no tiene crédito. Sigue subiendo el riesgo país”…

Este, como Neustad con los ferrocarriles y Grondona con “las inversiones extranjeras”. Debieran haber sido investigados, para que explicaran cuales eran los intereses personales, empresariales, políticos o corporativos que los llevaron a sentirse “Rambos de entrecasa”, o sea, indestructibles e invencibles e intocables e inmunes.

Nosotros no somos periodistas. Apenas aprendices y opinólogos atrevidos, pero con un sentimiento de patria nacional y popular. Podría decirse entonces que lo nuestro es envidia, o resentimiento ¡NO! Es bronca, la de la marcha de Cantilo: es bronca con los dedos en “V”.

Mientras Argentina lucha, produce y crece y es el único país, junto con Italia, que mejor esta sorteando esta fenomenal crisis mundial, por haber tenido una visión de la economía  nacional y popular, y no haber seguido la de los garúes ,del dólar a $ 10 (se acuerdan).Triste es ser cautivos de la tres P

Plata

Patrón

Poderes mafiosos

Nosotros escribimos con libertad, intentamos volar alto con nuestro pensamiento y  bajo con las ambiciones. Hemos elegido aceptar un destino libre y ordinario.

 


Boomp3.com

4 comentarios :

MP dijo...

El amigo Bonelli, empachado por las eses que se come, no es el único. Por ahí anda el chirolita de Carrió, Prat Gay, anunciando catástrofes a aterrando al medio pelo. Si no hay quilombo, no existen.
Saludos, compañeros
MP

Gracias! MP por su paso por el blog.

Un abrazo peronista.

cabecita negra dijo...

Compañeros, es como decia el maestro Jauretche: son profetas del odio. Un abrazo.

jp tigre dijo...

compañeros unamos nuestras fuerzas para luchar contra la prensa canalla.
Muy bueno el blog.

Un militante.