La Educación hoy.

Creemos que el desafío para los docentes jóvenes, de mente clara y corazón abierto, es luchar por nuevos paradigmas que reformen la pedagogía. Los antiguos siempre se escudaron en la falta de presupuesto, de infraestructura…o de tiempo.

Los maestros tienen que vivir, pero no parar como lo están haciendo en la provincia, lo de  Ud. señor  de la barba negra y espesa (no sabemos su nombre), es un apostolado, no una profesión. Sí acá no quieren dejar de protestar, yo les mostraría maestros de Misiones cruzando a babuchas sus alumnos sobre las piedras de los arroyos, porque sus padres están en los yerbatales. Tal vez, entonces, sentirían vergüenza. Perdón compañeros maestros, no es contra Uds. Es contra estos sindicalistas, hasta hace poco, desconocidos de sindicatos más desconocidos aún.

Así no se fomentan ni la integración, ni el respeto, ni el crecimiento, ni la formación de los niños que les hemos confiado.