¿ Y AHORA QUE ?

Si Cristina no afloja, ni renuncia, podemos deducir que lo que sigue es un auto-atentado o un magnicidio.
Así como fueron jóvenes seminaristas a quemar las iglesias y el Jockey Club, ahora pueden volver a victimizarse tirándole un muerto de ellos a la presidenta.
Al cabezón le tiraron dos; cuesta muy poco o pueden preparar un vuelo sin regreso. O puede aparecer un sicario en el congreso nacional, como aquel que queriendo matar a Don Lisandro, terminó con la vida de Enzo Bordabehere (a propósito: ¿se acuerdan quién armo esa mano?).
Todo es posible; se siguen moviendo los mismos intereses, los mismos métodos, los mismos herederos de la misma gente.
A los jóvenes que quizás no nos entiendan, porque no supieron, les pedimos que vean: “Asesinato en el Senado de la Nación”, “No habrá más penas ni olvido”, “La Patagonia Rebelde” y “Perón, sinfonía de un sentimiento”.
A los “ganadores” no les van las elecciones ¿porqué? Porque a la hora de las candidaturas, aunque todos son “la clase decente”, se pelean por un hueso, como si fueran perros hambrientos, y terminan yendo cada cual por su lado.
Pero, si Cristina afloja o renuncia ¡está Cobos!
Vimos en TV como, antes que el vice diera su voto, Buzzi ( F.A.A) mostraba los pulgares para arriba ya sabían que con el vice “ganaban”. Sanz estaba designado para apretar “de mendocino a mendocino”. Y mucha gente de todo el país, cayó en la trampa. ¡Por favor! Aprendamos a leer entre líneas y a no comernos más mentiras. Por estos mismos personajes, nació la Alianza. Por ellos, ahora resucita (¿somos imbéciles los argentinos?). No, no somos tontos, somos demasiado cambiantes. De un día para otro hacemos de un villano un héroe; de una guerra con 600 jóvenes muertos, algo para olvidar; de la pizza y el champagne nos vamos al sushí. Y hoy nos vamos, de la Justicia Social al desastre. De la independencia económica, al dictado del fondo. De la teoría de la distribución, a la del derrame. De los obreros contentos, a los obreros descalzos. Los “gorililitos” quieren que se vaya esa p… montonera y se vayan con ella los negros de porquería.
¿Está claro?.....